No es ninguna noticia el afirmar que la reforma fiscal recientemente publicada por el Ejecutivo Federal ha traído cambios importantes en diversos ámbitos de la economía nacional.  Muchos de estos cambios han obligado a industrias enteras a replantear no solo sus modelos de negocios, sino evaluar distintas alternativas de cumplimiento fiscal hacia futuro. Entre ellas, la industria maquiladora quizás hubiese sido de las más afectadas con los cambios en la legislación fiscal vigente, de no ser por la publicación de reglas y decretos a finales del año pasado.

Por otra parte, en materia de precios de transferencia (PT) las obligaciones generales para personas morales comprendidas anteriormente en los artículos 86 fracciones XII, XIII y XV, 215, 216 y 216-Bis, actualmente se encuentran en los artículos 76 fracciones IX, X y XII, 179, 180 y 182 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR). Aún y cuando los requisitos generales en materia de PT siguen siendo prácticamente los mismos si los analizamos con ejercicios pasados [1]para la industria maquiladora este 2014 es nuevamente un parte aguas en materia de PT, al eliminar las opciones de documentación contemporánea por parte de los contribuyentes, y centrar las opciones en dos alternativas:

  • Aplicar reglas de Safe Harbor (SH); o
  • Negociar un Acuerdo Anticipado de Precios (APA [2]) ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

El fundamento legal del APA continúa vigente dentro del Código Fiscal de la Federación (CFF) en su artículo 34-A, en donde se establece una duración del acuerdo de 5 años [3]. El proceso de APA es una negociación en términos de buena fé, en donde tanto contribuyentes como Autoridades fiscales determinan escenarios sobre operaciones específicas y considerando lo que terceros independientes hubiesen acordado bajo circunstancias de negocios similares, para finalmente llegar a una aprobación sobre el precio o monto de contraprestación a pactar en la operación intercompañía en cuestión. La resolución no es vinculante durante el proceso de negociación, y la última parte del proceso considera la aprobación del contribuyente de los puntos resolutorios por parte del SAT, los cuales tendrán que seguir siendo observados durante el plazo que se otorgue el APA.

Basado en análisis de factibilidad desarrollados, en la gran mayoría de los casos el APA representa la alternativa que optimiza la carga fiscal del contribuyente en México en temas como ISR y/o Participación de los Trabajadores en las Utilidades de las empresas (PTU)[4]. Lo anterior es particularmente cierto en empresas intensivas en capital, en donde la mayoría de sus activos se encuentran bajo el esquema de consignación, siendo propiedad de partes relacionadas o terceros independientes residentes en el extranjero.

En versiones previas de los proyectos de reforma fiscal, existían situaciones de incertidumbre en cuanto a la aplicación de la mecánica de APA para dar cumplimiento al tema de PT para maquiladoras [5].  Sin embargo, derivado de los esfuerzos y procesos de negociación llevados en gran medida por el Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (INDEX), la industria ha podido obtener oportunidades, estímulos y beneficios que se presentan a partir de (i) El Decreto publicado el pasado 26 de diciembre y (ii) la Resolución Miscelánea Fiscal para 2014 (publicada el 24 de diciembre), lo cual posiciona nuevamente al APA como la alternativa idónea.

Sin duda este cambio pudiese interpretarse como un retroceso a reglas pre-2003 por algunos sectores económicos involucrados en la industria, en donde nuevamente el paradigma de la incertidumbre en los procesos de negociación y los plazos para la resolución de APAs son recordados entre los diversos sectores económicos.  Sin embargo, consideramos que estos temas no serán cíclicos en este 2014, básicamente por 2 premisas: (i) tanto el SAT como los asesores en materia de PT y las maquiladoras tenemos mucho más entendimiento de los procedimientos, reglas y métodos a aplicarse al momento de negociar un APA que hace 10 años [6], y (ii) existe un compromiso por parte de la Autoridad Fiscal en México de intentar resolver estos acuerdos en un intervalo de tiempo de entre 9 a 15 meses, dependiendo evidentemente de la complejidad de cada caso particular.

Es importante aclarar que el hecho de solicitar un APA en ningún momento detonaría una auditoría automática para el contribuyente por ejercicios previos (bajo el entendido que la maquiladora cuenta con la documentación comprobatoria contemporánea de PT, y que dicho resultado concluye que las operaciones cumplen con el principio de independencia efectiva).  Lo anterior bajo la premisa básica que se trata de un acuerdo amistoso de resolución de controversias, en base a lo establecido en el CFF, los Tratados para Evitar la Doble Tributación en los cuales México participa activamente, y las Guías de precios de transferencia emitidas por la OCDE.

El tema de elegir la mejor alternativa de cumplimiento en materia de PT definitivamente no es sencillo ni rápido (dado que se deben considerar perspectivas distintas a la mexicana [7]), pues en dado caso que se decida no continuar tributando bajo el régimen de maquila en México, existirían alternativas para modificar estructuras que presentan puntos a favor y en contra, los cuales debiesen ser evaluados desde la perspectiva de PT y razón de negocios, en conjunto con implicaciones de retenciones para ISR, Impuesto al Valor Agregado, Comercio Exterior, Tratados Internacionales, entre otros.

Finalmente, para efectos de llevar este proceso de decisión integral que se menciona, se debe tomar en cuenta la fecha límite que establecen las disposiciones fiscales vigentes de informarle al SAT la decisión de los contribuyentes de buscar un APA (30 de Junio de 2014), a la luz la carga de trabajo que implica el preparar los análisis complementarios de la solicitud formal de APA, aportar elementos de razón de negocios en base a la experiencia de los asesores y los antecedentes históricos de cumplimiento de la maquiladora, de manera paralela a temas de cumplimiento fiscal de 2013 (Dictamen fiscal).

[1] Existen cambios importantes relacionados con el tema de PT, como los observados en el artículo 28 fracciones XXIX y XXXI para 2014.
[2] Advanced Pricing Agreement.
[3] El año que se solicita, un ejercicio previo y hasta por 3 ejercicios posteriores.
[4] A la fecha, los porcentajes de utilidad establecidos en el SH – 6.5% sobre costos y 6.9% sobre activos – no reflejan situaciones reales de mercado basado en los porcentajes de rentabilidad que muestran las empresas seleccionadas como potencialmente comparables.
[5] Puntos como el eliminar el supuesto de Establecimiento Permanente (EP), la no deducibilidad parcial de prestaciones exentas a trabajadores, entre otros.
[6] Recordemos que las primeras reglas de APA surgieron en el año 2000 y fueron la única opción al SH hasta 2002.

[7] Parte del proceso consiste en determinar el resultado global en conjunto con el impacto que tendrían estos cambios en las partes relacionadas residentes en el extranjero.

Ricardo Cruz

Licenciado en Economia y Master en Impuestos.
Miembro de Anafinet y Preside la Comision de Precios del ICPNL.
Transfer Pricing Manager en Ernst & Young

Fuente http://www.fiscalito.com/

(2839)

Print Friendly